Lavandería autoservicio, ¿Qué necesitas para montarla?

Las lavanderías autoservicio comenzaron siendo un negocio bastante anecdótico, casi hasta llegar a lo hilarante por sus características, donde el servicio que prestan comienza con el uso de una simple moneda y son el negocio del barrio, las personas entran con su ropa sucia y salen con su ropa limpia, asi de sencillo.

Este negocio es bastante conocido por el auge que han obtenido a través del tiempo, es muy normal que en casa no se tenga una lavadora debido a que puedes dirigirte a la lavandería de la esquina y realizar esta tarea, pero ¿Qué pasa si eres tú quien desea montar un negocio de lavandería autoservicio? Aquí sabrás lo necesario.

Tips para montar este negocio

Para montar un negocio de lavandería autoservicio es necesario tener en cuenta diversos factores que te ayudarán a proyectar lo que quieres realizar, puedes comenzar buscando ejemplos de otras lavanderías y asi considerar los aspectos necesarios, veamos algunos de los más resaltantes:

*Dimensiones: Es importante que tengas en cuenta el tamaño ideal para un negocio como este, puedes comenzar buscando un local que este entre los 40 y los 60 metros cuadrados, el tamaño determinará la comodidad de tus futuros clientes.

*Personal: Dependiendo del tipo de servicio y de los equipos el personal podría ser prescindible, sin embargo siempre es bueno tener un mínimo de personas que estén a cargo del mantenimiento de los equipos.

*Equipos: Primero que nada, tanto las lavadoras como las secadoras deben ser equipos sencillos de utilizar, con programas de lavado y tipos de tela, asi mismo también es importante garantizar la eficiencia energética de las mismas.

*Pagos: Esto depende de los equipos, existen los que son pagados directamente con la moneda nacional, sin necesidad de intermediarios, y están los equipos que utilizan fichas especiales que son suministradas por el personal.

Ventajas de este negocio

Una de las ventajas más importantes de montar un negocio de lavandería autoservicio es lo fáciles que son de gestionar, como dueño no es necesario estar todo el tiempo presente para que los clientes usen los equipos, de eso se trata precisamente el concepto de autoservicio.

A los clientes les agrada el hecho de poder lavar su ropa donde quieran y cuando quieran, esto también es posible si el negocio ofrece un servicio de lavado a domicilio, donde su personal recoge la carga de ropa sucia y luego la entrega limpia, planchada y doblada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies