Consejos para combatir las piernas cansadas

Probablemente en alguna oportunidad hayas pasado por un momento incomodo donde las piernas han sido las protagonistas y es totalmente normal. Todas las mujeres hemos experimentado tal situación, presentando una gran presión de dolor en nuestras piernas, hormigueo u otro síntoma.

La causa puede variar, sin embargo es muy común que las mujeres presenten el síndrome piernas cansadas, es por ello que actualmente existen un montón de tratamientos y remedios que intentan combatir este problema.

Los precios de estos productos en ocasiones suelen ser un poco elevados, cosa que en ocasiones muchas mujeres no podemos costear, sin embargo hay algunos consejos que nos ayuda a combatir el síndrome de piernas cansadas.

Por lo general este síndrome suele presentarse gracias a las malas posturas que tenemos, además de tener un mal hábito alimenticio e incluso, en ocasiones usar calzados inadecuados provoca malestares en las piernas.

Los médicos han estudiado el caso desde hace un tiempo, y han informado que este síndrome también puede deberse a un factor hereditario.

Esto se debe a la contención biológica en el interior de las venas, ocasionando que las piernas pierdan su elasticidad y resistencia.

Además que si sumamos el cansancio que deja las tareas diarias y el calor del ambiente, los vasos logran resistirse mucho más, generando que la circulación en la sangre de nuestras piernas sean mucho más lentas.

Algunos consejos que podemos darte para combatir este problema molesto son:

  1. Hábitos alimenticios adecuados: mantener una dieta balanceada genera excelentes beneficios para nuestra salud, asi que esto nos ayudará de gran manera en el problema que podamos estar presentando en nuestras piernas.

Si notamos que nuestras piernas están hinchándose, lo mejor que podemos hacer es hidratarnos con mayor frecuencia y que eliminamos el exceso de sal en nuestras comidas. Las bebidas con mucha azúcar y gas también debemos dejarlas atrás.

Agreguemos más ensaladas a nuestra dieta, acompañadas de un nivel adecuado de fibra, veremos resultados muy saludables en nuestras piernas.

  1. Hidratarnos: consumir jugos naturales como de limón, naranja, fresas, manzanas, etc. Estas frutas contienen flavonides y antioxidantes que ayudan a que tengamos una mejor circulación.

 

  1. Mantener una buena postura: lo mejor que podemos hacer después de llegar de una jornada ajetreada es quitarnos los zapatos, ponernos ropa cómoda y descansar por unos minutos colocando las piernas a una altura considerable.

De esta forma conseguiremos aliviar un poco el malestar en nuestras piernas.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies