Adiós a los dolores y molestias cervicales

¿Quiénes no han sentido alguna vez, después de estar horas acostadas o sentadas, al levantarse que les duele la cintura o la espalda? Incluso el dolor se refleja más en el cuello y hasta se presenta con jaquecas.

Estas molestias pueden ser esporádicas y en otros casos de manera habitual, que lleva a otras patologías como los ronquidos, apnea y problemas para lograr un sueño continuo y reparador.

Todo esto es resultado de una mala postura al estar sentado o acostado, incluso de pie también se puede tener mala postura.

Al tener una mala postura las vértebras no están en su posición correcta y natural, alineadas, lo cual genera una presión adicional en el peso corporal que lleva a estos trastornos incluso a problemas mayores.

Gracias a los avances de la medicina y la tecnología moderna, actualmente se han creado una gran variedad de equipos y accesorios medicinales que ya sean usados solo o como apoyo de tratamiento con medicamentos contribuyen a mejorar la calidad de vida de las personas minimizando o corrigiendo estas molestias.

Tener un colchón adecuado y contar con una almohada terapéutica ayudaran a que la persona tenga adecuada posición al dormir y tendrá un sueño más reparador que beneficiara a su salud.

 

Una rutina de ejercicios y estiramientos

A medida que las personas van creciendo se olvidan de realizar estiramientos al levantarse, esto es algo natural del cuerpo que se va perdiendo si no se toma el tiempo de realizarlos al momento de levantarse de la cama o de alguna silla o sofá.

Esto con una buena rutina de ejercicios y el apoyo de una almohada terapéutica harán que en poco tiempo la persona se sienta mejor y vayan desapareciendo las molestias y dolores en su espalda, cintura, cuello y cabeza.

Todos quieren salud, con ella se puede hacer lo que se propongan, un simple dolor de cabeza es suficiente para descontrolar y echar a perder un día entero de labores, no solo a nivel personal sino también afecta a quienes estén en el entorno ya que las personas quieren aislarse para tratar de descansar y reponerse de este trance.

Al principio, quizás las personas que no están acostumbradas a la forma y tipo de la almohada, puede ser que les cueste un poco adaptarse. Lo que hay que tener paciencia y ser constante en el uso de la misma. El resultado valdrá la pena pasar por este periodo de adaptación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies