El intercooler para los motores turbo

Si su coche tiene un motor turbo debe saber lo importante que es el intercooler para su funcionamiento. Aunque la tendencia por estos motores es grande, muchos aún no saben lo vital de esta pieza para su funcionamiento, por ello iremos despacio explicando de qué se trata.

El intercooler es una especie de intermediario entre la admisión y el turbo del motor. Este es el encargado de que el flujo de aire que es enviado al turbocompresor se enfríe, y este a su vez sea redirigido al colector de admisión manteniendo la temperatura óptima. Para que esto sea así el intercooler debe ser instalado donde pueda recibir el aire de frente, si la pieza es muy grande suele colocarse en el centro y al frente o en los pases que hay en las ruedas frontales si es pequeño.

¿De dónde sale el aire que enfría el intercooler? ese aire es el que generan las aspas del turbo. Cuando se le pide potencia al motor y pisa el pedal del acelerador, en ese momento dichas aspas comienzan su funcionamiento aspirando el aire atmosférico por medio del filtro.

La necesidad de enfriar el gas del motor es que el aire frío contiene mucho más oxígeno, mientras que caliente es todo lo contrario. Explicándolo de manera sencilla,  si el aire es más frío hay más oxígeno, y con más oxígeno es mayor la potencia del turbo, esto se consigue usando el intercooler. Teniendo esta pieza de su lado, la potencia se ve aumentada aproximadamente entre 10 o 17 % ante otros automóviles que puedan tener características similares pero carezcan de dicha pieza.

Ventajas de tener intercooler

Mientras este se encuentre colocado en una zona donde pueda recibir mayor cantidad de aire, el tiempo que le toma enfriar será poco. Si continúa acelerando los pistones requerirán más aire y la mariposa del colector de admisión estará abierta; el calor que se genera es grande por lo que si es enfriado a tope, será mayor el rendimiento.

El aire siempre entrará caliente pero al pasar por el intercooler este se enfría y sigue circulando a la temperatura adecuada. Puede verse como un invento muy común, pero es mucha la ayuda que presta a los motores sobrealimentados para que den lo mejor de sí. Si dicha pieza presenta fallas las averías podrían resultar caras.

Un sobrecalentamiento en un motor turbo es grave y las fallas son descomunales. Asegúrese de que todo marcha en perfecto estado, si no es así debe dirigirse a un taller especializado y sustituir lo que se requiera. Las piezas de segunda mano pueden ser un gran salvador de la situación y suavizar los gastos. Haciendo clic en https://www.piezasdesegundamano.es/ encontrará los recambios necesarios de manera rápida y sencilla, sin tener que visitar diversos lugares e igualmente recibirá calidad por un precio justo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies